Hay un gran interés por conocer la utilidad de intervenciones cognitivas no farmacológicas en el tratamiento de adultos mayores con déficit cognitivos leves, analizando su eficacia en la prevención y retraso del deterioro cognitivo y en la discapacidad funcional que estas personas padecen.

Este estudio (Gomez-Soria, Peralta-Marrupe y Plo, 2020) se centra en dicha cuestión y sus resultados indican que la estimulación cognitiva aporta mejoras tanto en el desempeño cognitivo a corto y mediano plazo, como en las actividades de la vida diaria a corto plazo.

Gomez-Soria, I.; Peralta-Marrupe, P. y Plo, F. (2020): Cognitive stimulation program in mild cognitive impairment A randomized controlled trial. Dement Neuropsychol, 14 (2): 110-117.